RUINAS DE BILBILIS

Las ruinas de Bílbilis se encuentran situadas a unos seis kilómetros de Calatayud, aguas abajo de la ciudad y, como ella, dominando el río desde su vertiente izquierda. Para ir se toma la carretera de Huérmeda y luego un desvío que asciende hacia los tres cerros por los que extendía sus calles la vieja Bílbilis: San Paterno, Santa Bárbara y Bámbola.

Probablemente Bílbilis fué ya un núcleo celtíbero habitado en el siglo III a.C. Los romanos la ocuparon, sin dificultad, en el primer tercio del siglo II a. C. Los indígenas debieron de mostrar desde el primer momento deseos de colaborar con los dominadores, y éstos como premio a su colaboración, permitieron conservar el emplazamiento de la ciudad en un lugar elevado. La adaptación del urbanismo romano, con sus planos ortogonales y sus amplios espacios públicos, al relieve de las laderas resultó complicada y se resolvió a base de calles escalonadas y de obras muy costosas para lograr superficies llanas en las que levantar el foro y los grandes edificios.


bilbilis1[1].jpg

==